A pesar de que la necesidad de Recursos Humanos sea inherente al concepto mismo de trabajo desde la antigüedad,  es habitual hoy en día perderse en su terminología y conceptos. Por algo es una disciplina ampliamente estudiada, y una de las más importantes en una empresa, sea del tamaño que sea.

Precisamente por su importancia, la elección de los trabajadores es un tema nuclear en el desarrollo de un negocio, de la que va a depender en buena parte, la marcha y el devenir del mismo, el buen hacer de la empresa. Este es el principal motivo por el que este tipo de decisiones no se deben tomar sin reflexión y motivación previa.

 

¿Qué es cooptación?

Del mismo modo que toda la sociedad evoluciona con rapidez y se adapta a las nuevas circunstancias que se van presentando con el avance de los años, los sistemas de reclutamiento no son los mismos que hace cinco o diez años.

La cooptación es una alternativa a las formas tradicionales de toma de decisiones de contratación, se conoce también como “contratación participativa” y consiste en cubrir vacantes basándose en la ayuda de los propios empleados de la empresa, es decir, se seleccionan los candidatos por medio de una votación o decisión interna. De esta manera, se fomenta la participación de los empleados de la empresa, proponiendo candidatos de su propia red de contactos.

 

Ventajas de la cooptación

Cooptar dota de un elevado grado de autonomía al equipo laboral de una empresa, ya que son ellos mismos los que van formando su propio equipo de trabajo. Además de autonomía, es una muestra de confianza que imprime en los trabajadores un cierto reconocimiento hacia su labor, lo que aumenta su motivación y, consecuentemente, su rendimiento y productividad, ya que se siente valorado. Pero también aumenta la confianza entre el grupo de trabajo, al estar formado de personal avalado por el propio grupo, lo que favorecerá el trabajo en equipo.

Está muy en sintonía con los actuales modelos de equipos autogestionados, en consonancia con la evolución a culturas ágiles de muchas organizaciones actuales.

Es un método eficaz para la atracción del talento, ya que los propios empleados serán los primeros interesados, tanto en trabajar junto a buenos profesionales como en darle el puesto a personal cualificado y capacitado para el desempeño del cargo. Y también puede ser económico y rápido, al eliminar tediosos procesos de búsqueda de candidatos. Por último, las posibilidades de acierto pueden aumentar, ya que es más probable encontrar al candidato idóneo.

Si bien es cierto que nuestra recomendación es que el proceso este tutelado por profesionales de recursos humanos, que puedan tener el derecho de veto del candidato escogido, realizando una evaluación de adecuación persona-puesto. Es importante controlar que no se produzcan fenómenos que deformen la toma de decisiones en una dirección no deseable para la empresa.

 

Crecimiento de la cooptación

Este sistema de reclutamiento está experimentando actualmente un gran crecimiento con la irrupción de la tecnología, el incremento en el uso de las redes sociales y la modificación en la manera en la que nos comunicamos actualmente en la sociedad.

No obstante, la atracción del talento a través de este sistema debe hacerse de manera limitada, en atención a las posibilidades y necesidades reales de cada empresa. Ha de tenerse en cuenta que un exceso en su uso puede llevarnos a un equipo conservador, movido por intereses distintos a los de la empresa, a falta de diversidad y a un anclaje y falta de reciclaje en el equipo de trabajo. A veces, es necesario incorporar a la empresa personas disruptivas o diferentes para producir cambios profundos.

Por todo ello, insistimos, aunque pueda parecer que se trata de un método interno, se recomienda en todo caso acudir a un experto en la materia que nos pueda aconsejar y guiar en el proceso. La buena marcha de la empresa depende en buena parte de sus recursos humanos, por lo que es altamente recomendable invertir tiempo y esfuerzo en la elección de los mismos.

Share This