A través de la Resolución de la Dirección General de Empleo de 2 de junio de 2015 se aprobó el Convenio Colectivo Estatal de Acción e Intervención Social para los años 2015 a 2017, también conocido como convenio del tercer sector.

Esta norma regula las condiciones laborales de los profesionales que trabajan en el tercer sector y, aunque en un principio debería haber agotado su vigencia en 2017 para ser sustituida por otra actualizada, esto no ha ocurrido.

Lo que se ha hecho es prorrogar y actualizar el convenio. La última reforma se ha llevado a cabo a través de la resolución de 15 de enero de 2019, que actualiza las tablas salariales para el periodo 2018-2021.

Mientras no haya una nueva negociación entre los agentes sociales, este convenio se irá prorrogando de forma anual tal y como ha venido haciendo en los últimos años.

 

¿En qué entidades es de aplicación?

El convenio es una norma jurídica que obliga a todas las empresas y entidades que estén dentro de su ámbito de aplicación.

  • En el ámbito territorial se aplica respecto a entidades que lleven a cabo su actividad en territorio español.
  • En el ámbito personal se aplica con respecto a los trabajadores con contrato por cuenta ajena que presten servicios en entidades del tercer sector.
  • En el ámbito funcional es de obligado cumplimiento para todas aquellas empresas o entidades cuya actividad principal esté relacionada con la realización de acciones de intervención social y no sean entidades de Derecho Público o cuyo accionista único o principal sea una Administración Pública.

 

Contrataciones

Uno de los aspectos más destacados de esta norma es su regulación de las contrataciones. Además de garantizar la igualdad en el acceso al empleo se establece que, salvo las excepciones previstas en el propio convenio, todos los contratos laborales se entenderán realizados por tiempo indefinido.

En el caso de celebrarse contratos de duración temporal los trabajadores tendrán los mismos derechos que aquellos vinculados a la entidad a través de un contrato indefinido.

Las empresas y organizaciones que están dentro del ámbito de aplicación de esta norma se comprometen, además, a cumplir escrupulosamente con las obligaciones legales en materia de contratación de personas con diversidad funcional.

 

Medidas de conciliación

Otro de los puntos destacables de este convenio es que recoge expresamente medidas para conciliar la vida personal, laboral y familiar. Se incluyen además permisos retribuidos para que los trabajadores puedan acudir a exámenes y a la adaptación de la jornada para asistir a cursos de formación profesional, e incluso la concesión de permisos con reserva de puesto de trabajo si el trabajador se está formando.

 

Una norma imprescindible en el tercer sector

El convenio del tercer sector ha sido capaz de regular todos aquellos aspectos que son esenciales en las relaciones laborales entre las entidades sin ánimo de lucro y los trabajadores que conforman sus plantillas.

Para todos aquellos que desarrollan su labor profesional en este sector se hace imprescindible conocer bien esta norma para saber a qué se tiene derecho en cada momento.

 

 

Share This