Las medidas de contención que están tomando la mayoría de los Gobiernos con relación al avance del Coronavirus están haciendo que muchas empresas hayan optado por la modalidad del Teletrabajo en aquellas personas que, por la naturaleza de su función, pueden seguir desarrollando sus actividades desde su domicilio. 

Son muchos los problemas legales que plantea una opción de este tipo cuando se institucionaliza a medio plazo, como la aclimatación de la vivienda, el límite de las posibles actuaciones por parte de la Inspección de Trabajo dado el carácter de inviolabilidad del domicilio, el mantenimiento de la productividad a lo largo del tiempo, la pérdida de contacto social del trabajador, etc. 

No obstante, una circunstancia como la actual nos obliga a revolucionar completamente nuestros conceptos como sociedad, incluido lo relativo a los modelos organizativos o laborales. 

Esta situación nos va a permitir apreciar que la transformación digital en la sociedad está siendo mucho más rápida de lo que la percibimos y, sobre todo, muy profunda. Si echamos la vista solo 20 años atrás, los smartphones apenas existían y nuestra forma de comunicación y de acceso a internet era completamente distinta y mucho más limitada. La opción del teletrabajo hubiera sido difícilmente asumible por parte de muchas empresas y organizaciones de todo tipo.  

Sin embargo, hoy en día prácticamente no podemos imaginar el enfoque de esta crisis sin la tecnología. Por fortuna, la mayoría de los profesionales cuentan con un buen número de competencias digitales.

El área de recursos humanos tiene una oportunidad de demostrar con la actual crisis que es la primera fuente de la que emanan estas competencias digitales básicas, ya que funcionará como soporte y apoyo para los trabajadores, ayudándolos, no solo a dominar estos conceptos digitales, ofreciéndoles formación si fuese necesario, sino que también deberá comunicarse con ellos a través de los medios adecuados adaptados al particular momento que estamos viviendo. 

Por ello, hemos querido escribir este breve post para compartir con los Departamentos de Recursos Humanos las competencias digitales básicas que va a tener que poner en juego y de las que vamos a hablar a continuación.

 

¿Qué son las competencias digitales?

Entendemos por competencias digitales aquellos conocimientos, procesos y métodos de trabajo que implican la utilización de las nuevas tecnológicas y aplicaciones informáticas. Se trata de aquellas competencias o aptitudes que nos permiten comprender y relacionarnos con un entorno tecnológico de manera satisfactoria.

Son necesarias para poder utilizar internet y las nuevas tecnologías como un aliado y no como un enemigo. Algo imprescindible, no solo porque, actualmente, una empresa al margen de las nuevas tecnologías es una empresa fuera del mercado, también porque el entorno digital nos ofrece múltiples posibilidades de mejora que no podremos aprovechar si no contamos con unas competencias digitales básicas.

 

¿Qué competencias digitales son necesarias en Recursos Humanos?

La inminente y progresiva digitalización empresarial hace imprescindible que los trabajadores posean competencias en el campo tecnológico. 

Es importante tener en cuenta que un trabajador que carezca de tales competencias va a tener muy difícil encontrar la necesaria motivación laboral en el entorno del teletrabajo.  Tiene que desenvolverse a diario en dicho entorno, y se encontraría en una situación en la que va a carecer de herramientas para ello, sintiendo un claro “frío digital”

Este proceso motivacional y de aclimatación puede arrancar del área de Recursos Humanos, empezando por su Dirección. 

Así, lo ideal, en momentos de Teletrabajo como el actual, sería integrar este tipo de competencias dentro del Departamento de Recursos Humanos para poder aportar la necesaria vinculación a todos aquellos trabajadores que tienen que abandonar el domicilio social de la empresa durante un tiempo. 

Deberíamos aportar desde Recursos Humanos: 

 Conocimiento digital

Se trata de la capacidad para desenvolverse tanto profesional como personalmente en el entorno tecnológico. Esto implica desde la utilización adecuada de herramientas digitales, a la integración de la digitalización en el trabajo diario o la intervención de forma segura y ética en entornos digitales, ya sean empresariales o propios, entre otras.

 Apoyo en la Búsqueda y Gestión de la información

Consiste en la capacidad de buscar, gestionar, comprender, intercambiar, evaluar, organizar y compartir información en contextos digitales. Esto abarcaría desde la navegación por internet para localizar información, hasta las búsquedas eficientes o la localización y distinción de las nuevas fuentes de información. Competencia que tiene mucho que ver con la Curación de Contenidos y la Gestión del Conocimiento.

 Comunicación digital

Esta es una competencia muy importante en el momento actual, y se refiere a la capacidad para comunicarse, colaborar y relacionarse de manera eficaz utilizando entornos digitales. Recurso Humanos debe liderar acciones de comunicación continuas que favorezcan la vinculación de los trabajadores que se encuentran en su domicilio, y ayuden a mantener fortalecido el vínculo con la organización. 

 Trabajo en red

Se refiere a la capacidad para trabajar, cooperar y colaborar a través de herramientas digitales. Esta competencia cobra especial relevancia en empresas de gran tamaño, donde no siempre se cuenta con una relación personal y diaria con toda la plantilla, especialmente si la empresa cuenta con sedes en distintas ciudades. Articular herramientas y procedimientos para en trabajo en red es absolutamente necesario si una situación como la actual se prolonga en el tiempo. 

 Visión estratégica y de Gestión de Personas en Remoto

Hablamos de la capacidad para comprender el fenómeno digital, de manera que ayudemos a que cada profesional sea capaz de incorporarlo a la ejecución de sus proyectos profesionales. Es decir, consistiría en ser capaz de aplicar los conocimientos en digitalización al desempeño del trabajo diario sin que este se resienta. Muchos de las funciones de Recursos Humanos toman un nuevo contexto, simplemente poniéndoles el apellido “Digital” (Engagement Digital, Formación Digital, Gestión de la Jornada Digital, Absentismo Digital, Selección Digital, etc.)

En general, si la crisis se prolonga, obligará a que los departamentos de Recursos Humanos tengan que dominar las competencias digitales que son necesarias para cualquier trabajador, y, en especial, aquellas directamente relacionadas con su labor

Esto se extiende incluso a cuestiones netamente humanas o relacionales. Por ejemplo, todos coincidimos es que es importante la empatía y la capacidad de comunicación para un profesional de los recursos humanos. En un escenario de teletrabajo será imprescindible que sea capaz de seguir poniendo en juego este aspecto a través de entornos digitales, concretamente, a través de la comunicación digital, ya que, hoy en día, las viejas técnicas relacionadas con el trato personal y directo ya no tienen cabida en empresas digitalizadas.

..

Tenemos un reto ante el gran experimento social que está suponiendo la crisis del Coronavirus para lograr demostrar desde el Departamento de Recursos Humanos la aportación de valor a nuestras empresas, más allá de la aplicación inmediata de un ERTE o del posible exceso de alarmismo que se esté produciendo en el interior de muchas organizaciones. 

Mucha suerte a todos mis compañeros del sector.